Por: MCC FUSADER GIDROT-UIS

Jun/15
Publicaciones

Revista ENCUENTROS número 14

CIUDAD, MEDIO AMBIENTE Y TERRITORIO

“Pedimos que no maten más. Que no usen contra la vida las armas del Estado y que atajen los disparos de civiles. Que no haya más torturas, ni violaciones a mujeres, ni desaparecidos, ni heridos a bala...”

Comisión de la Verdad. Comunicado, 7 de junio de 2021

Compartir

Revista ENCUENTROS número 14

Publicación de Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana-MCC; Fundación Santandereana para el Desarrollo Regional-FUSADER; Grupo de Investigación GIDROT, Escuela Economía UIS; Financiera Comultrasan.

Editorial

Las calles y plazas de nuestro país, se convirtieron en el escenario fundamental para la democracia. El encuentro de millones de voces, resuenan en un territorio capturado por la violencia, el narco paramilitarismo y la corrupción.  Son años los que alimentan la desigualdad, la pobreza y la miseria. Son tiempos de barbarie, donde a quienes piensan diferente, a esas nuevas ciudadanías no reconocidas, a las juventudes que demandan oportunidades, democracia y participación, son excluidas, estigmatizadas y reprimidas con violencia por un Estado autoritario que insiste en mantener los inaceptables privilegios y las grandes desigualdades.

Hoy la élite que gobierna, liderada por el caudillo de la seguridad democrática, junto con la corrupción, el narcotráfico y la politiquería que responde a los clanes regionales y que hoy comen de las migajas que les da el poder, son los instrumentos que le ha permitido al caudillo, mantener y manejar un gobierno que viola el Estado Social de Derecho, capturar la democracia y cooptar todos los organismos de control y la justicia

Una dictadura que responde con violencia y reprime las marchas con un tratamiento de guerra, sin reconocer que el alzamiento responde fundamentalmente a la situación social generada por un modelo económico que ha profundizado la desigualdad, castrado las oportunidades para las nuevas generaciones; situación que se agudiza con la pandemia con un aumento desproporcionado de la población en pobreza monetaria y pobreza monetaria extrema y la destrucción de miles de puestos de trabajo.

Llevamos más de un mes en paro nacional, sin que el gobierno quiera negociar. Una estrategia que busca, por cansancio, desmovilizar la protesta, y sacar rendimientos políticos sin tener que reconocer las peticiones de la ciudadanía.

Son millones de ciudadanos, indígenas, afros, trabajadores, campesinos, madres, estudiantes y una juventud, consciente de una realidad, en donde no tiene nada que perder; una juventud que confía en sí misma, en su capacidad de encontrarse y construir redes que permitan coordinar y consolidar un liderazgo. Son más del 80% de los municipios y   ciudades de nuestro país donde las gentes se toman las calles y las plazas, para hacer sentir su voz de rechazo a la dictadura impuesta por el gobierno de turno.

La respuesta a las manifestaciones, en su mayoría pacíficas, es darle un tratamiento de guerra irregular, con la militarización de las principales ciudades y la violencia policial extrema, teniendo como resultado más de cincuenta muchachas y muchachos asesinados, disparos de civiles que actúan al lado de la policía, torturas, violaciones de mujeres, heridos a bala y cientos de desaparecidos. La presencia del CIDH ante la violación flagrante de los derechos humanos, servirá para que el gobierno reconozca sus abusos y la comunidad internacional se entere de la masacre que se ha cometido contra la población, en su mayoría jóvenes.

Hoy, a diferencia de las dos últimas décadas, el caudillo y su proyecto totalitario y corrupto, se enfrenta a una sociedad consciente de la realidad, de la urgencia de la paz, de la verdad, de la no violencia, la equidad, la solidaridad y la cooperación. La palabra es un arma poderosa, que va más allá de los que no quieren oír, que no quieren escuchar. Ella se hunde en las profundidades del ser que hay dentro del nosotros y que nos invita a acompañar y buscar caminos de encuentro, para transformar esa realidad que hoy ahoga la vida y los sueños de las nuevas generaciones.  Insistimos en la urgencia de soluciones concertadas con el dialogo social y los acuerdos que el país indignado reclama.

Revista Encuentros No.14 junio 2021


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por: MCC FUSADER GIDROT-UIS