Por: Jorge Castellanos Pulido

May/27
Opinión

¿Regresar a cuál normalidad?

Hay quienes reclaman volver a su añorada normalidad, como si no pasara nada

Compartir

Una de las mayores enseñanzas desaprovechadas que nos deja la pandemia del covid19 y los impactos económicos y laborales a la sociedad colombiana, a los gremios, a la clase política y al gobierno, es precisamente la implementación de un verdadero diálogo nacional sobre política pública que conlleven acciones de cambios urgentes, concretas y eficaces, antes de que la dinámica de las protestas populares y la sinrazón del gobierno, sean de marca mayor con costos demasiado altos, difíciles recuperar en el corto y mediano plazo.

Hay quienes reclaman volver a su añorada normalidad, como si no pasara nada. Pretenden ignorar que lo “normal” que hemos sufrido durante años es la esencia de la crisis. Sería retornar a la profundización de la crisis con más pobreza, corrupción, violencia y desigualdad, continuar con los odiosos privilegios enquistados en el sistema político y económico y ahogar el sueño de los cambios que reclaman millones de colombianos cansados de la guerra y las violencias.

La duración e intensidad de la protesta de miles de jóvenes y ciudadanías reclaman cambios democráticos profundos y oportunidades de futuro para la sociedad colombiana. La protesta tiende a salirse de las manos del poder estatal, denunciado por no garantizar los derechos humanos individuales y colectivos.

La juventud movilizada está enviando mensajes muy certeros para rescatar el derecho a un futuro cierto y digno; mensajes que la actual clase dirigente gremial, social y política se niega a entender y a escuchar. Está consignado en el mensaje del Papa Francisco: “los adultos deben implementar los cambios necesarios si queremos que los jóvenes tengan un futuro”.

Estamos en un momento histórico de aprendizajes democráticos por rescatar el bien común y construir un replanteamiento por lo que debería ser “lo normal”, con innovación de pensamiento y diálogo que de apertura a otra normalidad en equidad y democracia; la anterior normalidad fue la debacle que hoy vivimos.

Altísima responsabilidad tiene el gobierno de Duque para propiciar los acuerdos mínimos que espera la sociedad colombiana decidida a ser gestora del derecho a vivir la democracia y la paz.

 

 

Columna del Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana, Vanguardia, Bucaramanga, jueves 27 de mayo de 2021.- https://www.vanguardia.com/opinion/columnistas/movimiento-civico-conciencia-ciudadana/regresar-a-cual-normalidad-EK3815723


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *