Por: Jorge Castellanos Pulido

Jul/7
Opinión

LA REGIÓN SI JUEGA EN EL ACUERDO NACIONAL.

Tenemos la oportunidad de cambiar esa triste historia de la región del gran Santander y hacer una Colombia más Humana

Compartir

El triunfo electoral de Gustavo Petro el pasado 19 de junio como nuevo presidente de la república de Colombia, conlleva un cambio trascendental y un drástico viraje que advierte modificaciones estructurales en el futuro y en la historia de la sociedad colombiana, desde el marco conceptual de la democracia, las nuevas condiciones de vida social, económicas, culturales, políticas y de sus relaciones con la comunidad internacional, el ambiente y la naturaleza. 

Los resultados electorales del 19 de junio representan un campanazo histórico llamando a resolver las necesidades prioritarias de Colombia con un proyecto de vida colectivo de paz, convivencia pacífica  y trabajo digno.

LA REGIÓN: HACIA NUEVAS RELACIONES EQUITATIVAS NACIÓN – TERRITORIO.

En Santander constatamos que el centralismo político y económico ha sido voraz y excluyenteimpone relaciones asimétricas contra la región, es causa de permanentes conflictos por corrupción con graves consecuencias. Desatar este nudo será tema central  en la formulación del próximo plan nacional de desarrollo. El panorama de violencia, pobreza y atraso no puede continuar, es inaceptable.

Tenemos la oportunidad de cambiar esa triste historia de la región del gran Santander y  hacer una Colombia más Humana. El contexto llama a construir una cultura de diálogo político entre los diversos sectores políticos y sociales desde la región con verdaderos programas de desarrollo e inversión territorial sustentados  ante el congreso de la república y capítulo en el próximo plan nacional de desarrollo del gobierno Petro.

El Pacto por Santander permitirá que el Estado vuelva los ojos a potenciar nuestra región y al campo para construir la paz, la superación de las violencias y la corrupción.  Es inaplazable concertar la agenda regional sobre la modernización de la infraestructura vial regional, la soberanía alimentaria y la agroindustria, el plan de industrialización de Santander con la petroquímica, la metalmecánica,  la modernización del turismo convirtiendo a Santander en lugar de destino mundial, la conectividad rural al internet,la prohibición de mega minería y extractivismoen ecosistemas protegidos de páramos,  ríos y fuentes hídricas,dadas sus implicaciones sociales en términos de la salud, educación y empleo

..


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *