Por: Jorge Castellanos Pulido

Feb/10
Opinión

Hambre en Bucaramanga, prioridad en la agenda de política social

La voz de la FAO, Organización de Naciones Unidas para la alimentación y la Agricultura llama la atención del gobierno colombiano para que reoriente la política social

Compartir

Vanguardia nos ha permitido descubrir una grave situación de hambre en los hogares de Bucaramanga, con la información oficial que ofreció el DANE y los resultados de la encuesta nacional sobre seguridad alimentaria de la población colombiana, es verdaderamente dramática e indignante.

Con datos de cierre de año 2021, tenemos en Bucaramanga, que por cada 100 hogares, aproximadamente 46 estaban en condición de pobreza monetaria y 16 en pobreza extrema monetaria, es decir, no tenían ingresos mensuales para poder comer, más tampoco podían pagar servicios públicos y esenciales.

2.623 familias bumanguesas pasan hambre, no tienen los medios para comer siquiera una comida al día. Asimismo, 3.183 respondieron que comieron una comida al día en los últimos siete días y 50.556 jefes o jefas de hogares dijeron que comieron solamente dos comidas al día. Y agrega la encuesta que 56.362 hogares no tienen los medios para tener en su mesa las tres comidas que se suelen consumir al día.

Se hace urgente un amplio debate político y social que permita construir alternativas de política social que recupere los espacios de participación ciudadana que hoy no existen, tenemos una democracia amordazada encerrada en círculos blindados por la voracidad neoliberal, la corrupción y la politiquería. La representación del departamento de Santander en el congreso de la república brilla por su mediocridad.

La voz de la FAO, Organización de Naciones Unidas para la alimentación y la Agricultura llama la atención del gobierno colombiano para que reoriente la política social, dados los hechos contundentes que demuestran que tenemos hambre crónica, que no hay garantías en Colombia para que todos puedan acceder al derecho a la alimentación.

Se ha elevado una alerta de inseguridad alimentaria, de hambre crónica y desnutrición en un contexto amenazado por la creciente inflación de precios, el alto índice de desempleo, la informalidad laboral, la migración venezolana, el conflicto armado, el desplazamiento interno y la quiebra de miles de microempresas afectadas por el Covid-19, además de la ausencia de políticas de atención y acceso a alimentos.

 

::

Columna del Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana   Vanguardia, jueves 10 de febrero de 2022 –

https://www.vanguardia.com/opinion/columnistas/movimiento-civico-conciencia-ciudadana/hambre-en-bucaramanga-prioridad-en-la-agenda-de-politica-social-YB4838463

 


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *