Por: Luis Álvaro Mejía Arguello

Nov/18
Opinión

¿En dónde estamos?

Nos queda la consciencia y las manos libres para en el 2022, marcar la posibilidad de recuperar los sueños y construir un mañana con equidad y respeto por la naturaleza

Compartir

Estamos en un mundo donde la insaciable ambición humana nos ha llevado a niveles inimaginables de autodestrucción. Hoy peligra la vida del planeta, esa casa de todos, que le costó a la naturaleza millones de años de evolución para tener un ser humano que hoy no es capaz de detener la estructura de una economía de consumo que contamina. Hoy la crisis climática convoca al mundo. Un nuevo encuentro, el COP26 en Escocia. Promesas y compromisos. Acuerdos no vinculantes, que su ejecución dependerá de la voluntad de los gobiernos.

Compromisos para eliminar los coches de combustión para 2035 y remplazarlos por cero emisiones; reducción de la deforestación, abandono del carbón, defensa de la biodiversidad, entre otras muchas promesas. Según Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea para el Pacto Verde, “No estamos donde tendríamos que estar, ni siquiera cerca”, esto debido a que, así se cumplan las metas, estamos lejos de poder mantener la temperatura por debajo del 1.5 grados centígrados. Frente a tanta incertidumbre, se abre una posibilidad: el hidrógeno como una opción viable para la generación de energías renovables. Es el hidrógeno verde una de las grandes apuestas de la Unión Europea para la transición energética que busca frenar el cambio climático.

En el foro, el presidente Duque, posa como un gran defensor del medio ambiente. Termina el encuentro y viaja a los Emiratos Árabes a entregar en bandeja, el páramo de Santurbán. Mientras tanto, en el país asesinan a defensores del medio ambiente, deforestan selvas y bosques para la ganadería y la siembra de palma africana; el fracking y la minería destruyen la biodiversidad, y contaminan las fuentes de agua.

Estamos en un territorio donde gobierna una figura que no pertenece a este mundo. Desconoce la realidad. Su discurso en Escocia, nos lo confirma. No ve y no escucha. Su democracia es de papel. Captura los entes de control y a una mayoría parlamentaria. La corrupción es una forma de gobierno. La confianza desaparece. Nos queda la consciencia y las manos libres para en el 2022, marcar la posibilidad de recuperar los sueños y construir un mañana con equidad y respeto por la naturaleza.

..

 

 

Columna del Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana, Vanguardia, jueves 18 de noviembre de 2021 –

https://www.vanguardia.com/opinion/columnistas/movimiento-civico-conciencia-ciudadana/en-donde-estamos-CC4510206

 


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *