Por:Erwing Rodríguez-Salah

Oct/6
Opinión

Dolor patrio y vergüenza mundial

Compartir

Autor: Erwing Rodríguez-Salah.- 

Perdió el Sí, y ahora estamos con dolor patrio y de vergonzantes ante el mundo. Toda la comunidad internacional, con el Papa Francisco a bordo, al apoyar el Acuerdo Final esperaba que los colombianos refrendáramos éste con el Sí. La pedagogía del Gobierno fue insuficiente, primero para explicar la esencia del Acuerdo pues muchos electores arguyeron el odio por las Farc -paradójicamente, muchas víctimas las perdonaron- y como castigo al gobierno Santos; y, segundo, para contrarrestar las calumnias que, maquiavélicamente, posicionaron en la mente de un sinnúmero de incautos electores: que el Acuerdo nos conduciría al Castro-Chavismo y que, en su “transversalidad” o en un artículo -por supuesto ni lo uno, ni lo otro- nos imponía la ideología de género, como apreció un pastor evangélico que, entrevistado por Blu Radio, terminó reconociendo que no había leído el Acuerdo.

En fin, los principales promotores del No, como falsos apóstoles, aprovecharon la ignorancia de gran parte del electorado, y engañaron a su antojo -lo que tratamos aquí en “los desinformantes y desinformados”-, cual letras de la canción “Los Macarras de la Moral” de Joan Manuel Serrat: “Anunciando apocalipsis van de salvadores y si les dejas te pierdes infaliblemente. Manipulan nuestros sueños y nuestros temores, sabedores de que el miedo nunca es inocente”. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Ganó el No y comenzó a perder Colombia entera. Los del No aún no son propositivos; por lo menos hasta hoy, sólo se evidencian sus vanidades personales y fines politiqueros futuros. Además, con el No, se le dio la espalda a la Colombia rural, la que ha vivido, mayoritariamente, la crudeza de la guerra; en las regiones más afectadas por ésta ganó el Sí, verbi gratia, en Bojayá obtuvo el 95%.

Los electores “patrióticos” del No, no midieron las consecuencias; gracias a ellos hoy estamos en un limbo político y jurídico, y pareciera que nos dijeran: ¡Bienvenidos al Brexit colombiano, nuestra segunda Patria Boba!

 

 

Columna publicada en el periódico Vanguardia Liberal, jueves 6 de octubre de 2016.- http://www.vanguardia.com/opinion/columnistas/movimiento-civico-conciencia-ciudadana/375569-dolor-patrio-y-verguenza-mundial


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *