Por:Erwing Rodriguez-Salah

Oct/11
Ambiente

Tribunal Administrativo de Santander corrigió Auto sobre Santurbán

La nueva delimitación de Santurbán debería tener como punto de partida el área de referencia de lo que el von Humboldt considera páramo

Compartir

Hace ocho días   informamos  cómo  el Tribunal Administrativo de Santander (TAS), el  25 de septiembre, había negado  la solicitud realizada por  el gobierno Duque de una prórroga de ocho meses para expedir la nueva delimitación de Santurbán, sobre la fecha límite establecida por la  Corte Constitucional (CC) mediante  Sentencia T-361,  y que vencía el próximo 16 de noviembre.  Pero  antier el TAS más que  aclarar corrigió  que sí  concede la ampliación   solicitada por el Gobierno,  que comenzará a contar a partir de la fecha en mención.  Es decir, el Ministerio de Ambiente ahora tiene hasta el 16 de julio del 2019 para expedir la nueva delimitación  de nuestra fábrica de agua por excelencia.

Como accionantes de la tutela que dio origen a la providencia de la Alta Corte, lo verdaderamente importante en este plazo adicional otorgado al  Gobierno para expedir la nueva delimitación es que no se nos siga vulnerando el derecho fundamental de la participación ambiental  -como ocurrió durante el gobierno Santos en su afán de pretender  ratificar su Resolución acomodaticia minera de 2014-,  y   lograr una nueva delimitación lo más garantista para el agua de las presentes y futuras generaciones, concertada y no impuesta cual dictadura ambiental.

La  nueva delimitación de Santurbán  debería  tener como   punto de partida el área de referencia de lo que el von Humboldt considera páramo, es decir, devolviéndole las más de 30.000 hectáreas que el gobierno Santos, con su delimitación de 2014,  escindió sin ninguna justificación científica con propósitos mineros, y desde ahí empezar su ampliación cubriendo  también los ecosistemas circunvecinos y complementarios al páramo, blindando todo el sistema  del Suratá.

Una delimitación de Santurbán politizada hecha con fines mineros,  para favorecer a unos pocos a costa  de afectar por  siempre a las generaciones futuras,  no puede prevalecer sobre una delimitación técnica realizada con rigurosos estudios científicos.  Aprobar proyectos mineros por fuera de cualquier delimitación  amañada prominera, por encima de las bocatomas de nuestro acueducto, es un engaño perpetuo.

 

 

Columna publicada en el periódico Vanguardia Liberal, Bucaramanga, jueves 11 de octubre de 2018.

https://m.vanguardia.com/opinion/columnistas/movimiento-civico-conciencia-ciudadana/447442-tribunal-corrigio-auto-sobre-santu


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *