DESTACADO

Por:Jorge Ortiz Prada

Mar/4

“ROMPER ASÍ LA MONTAÑA ES COMO CORTARNOS LAS VENAS” Autor: Jorge Ortiz Prada La primera gran amenaza que tiene el páramo de Santurbán hoy es la destrucción de su territorio en caso de que llegara algún proyecto de minería a gran escala. La empresa Minesa-Sociedad Minera de Santander S.A.S.-, que de santandereana no tiene nada, (…)

La esperanza no la podrán desaparecer

Oct/31

Por: Luis Álvaro Mejía Arguello

Si hay futuro. La esperanza no la han podido ni la podrán desaparecer, a pesar de los centenares de hombres y mujeres que han sido asesinados, por el simple compromiso de hacer de sus territorios espacios de paz y de vida. La masacre de indígenas en el Cauca, en esta semana, merece todo el rechazo (…)

La socialización de la delimitación del páramo, una farsa.

Sep/19

Por: Luis Álvaro Mejía Arguello

El proceso de socialización sobre la delimitación del páramo de Santurbán, realizada por el Ministerio del Medio Ambiente, por orden de la Corte Constitucional, se ha constituido en una farsa, pues solo se busca cumplir con un proceso de socialización que no se realizó, cuando se impuso sesgadamente la delimitación del Páramo. Lo delimitaron, simplemente (…)

El ideario político, una farsa

Ago/15

Por: Luis Álvaro Mejía Arguello

La descomposición de los partidos políticos, que hoy participan en una feria de promesas y mentiras, nos demuestra el proceso de descomposición ideológica que viene sufriendo la política. Hoy no existen alternativas reales. No hay estructura de partido, ni ideología que responda a la crisis que vive la sociedad. Se camuflan unos con otros, para (…)

El principio del fín

Jul/18

Por: Luis Álvaro Mejía Arguello

Todos los días aprendemos que la política ya no persigue el bien común, sino que se ha venido convirtiendo en el instrumento para saquear el erario público. Para las próximas elecciones, el botín está en las Gobernaciones, Alcaldías, las empresas públicas y del Estado. La corrupción hoy se roba más de 50 billones de pesos (…)

La corrupción y la sanción social.

Jun/20

Por: Luis Álvaro Mejía Arguello

Somos una sociedad permeada por la corrupción. Se apropian de los recursos públicos de la salud, de la alimentación de los niños, de la educación, de las obras públicas y de los bienes muebles e inmuebles del Estado, en medio de la impunidad y a la tolerancia de algunos sectores sociales. La valiosa labor de (…)