Por: Gonzalo Peña Ortiz

Sep/26
Ambiente

Se nos acaba el tiempo

... La deforestación está acabando a pasos agigantados con la vida de las comunidades...

Compartir

La selva amazónica se acaba. Gobiernos indolentes permiten que el fuego arrase con el mayor pulmón de la tierra. Científicos liderados por Antonio Donato Norbre del Brasil ya lo habían denunciado en el congreso panamazónico de hace dos años, donde en forma magistral develó, el funcionamiento de la selva como dispensadora de vida, léase agua, desde la Patagonia hasta Panamá. En este año más de 3.000.000 de hectáreas se han quemado solo en Brasil y Bolivia. En nuestro país pasan de 400.000 por año. La deforestación está acabando a pasos agigantados con la vida de las comunidades.

Estudios serios y muy recientes demuestran que la deforestación en Colombia, es producida intencionalmente para subir el precio de la tierra, y generar espacios para la ganadería extensiva.

Inviernos inclementes y veranos, donde se han alcanzado los topes máximos registrados, son signos de la hecatombe mundial.

En nuestro entorno, la miopía de nuestros gobernantes los lleva a decir que van a reforestar 200.000 hectáreas en los cuatro años del gobierno Duque,

Por otra parte nuestros páramos generadores de la vida para más el 70% de toda la población, sufren el asedio Inminente de las megamineras ansiosas de enriquecerse a costa del país.

El daño irreversible a la calidad y cantidad de agua producto de las perforaciones a cualquier nivel, se suma la presencia de 50 elementos entre ellos uranio altamente tóxico y radioactivo, arsénico muy venenoso. Radón, generador de leucemia. Todas las aguas superficiales y subterráneas contaminadas para siempre. El agua dañada desde el páramo, bajará hasta el rio magdalena y media Colombia sufrirá las consecuencias de estos desatinos gubernamentales.

Estudios de los sucesivos gobiernos desde 1910, hasta diciembre de 2016, establecen claramente el potencial de la existencia de Uranio en grandes cantidades en la zona de California, la cual será objeto del arrebato minero de Minesa. El estudio de impacto ambiental lo minimiza, el Anla sabe de estos estudios, extrañamente CALLAN.

 

Columna del Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana, publicada en el periódico Vanguardia, jueves 26 de septiembre de 2019

https://www.vanguardia.com/opinion/columnistas/movimiento-civico-conciencia-ciudadana/se-nos-acaba-el-tiempo-BD1476047

 

 


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *