Por:Alix Mancilla Moreno

Ago/23
Opinión

Se achica el Parque Natural Regional de Santurbán

Compartir

La importancia de los parques y reservas naturales para la conservación del agua y la biodiversidad ha sido reconocida por el legislador con anterioridad al Código de los Recursos Naturales (1974); la Ley 2ª de 1959 habla de ellos y la Ley 99 de 1993 crea las CAR, como máxima autoridad para el manejo ambiental. La CDMB tiene esa categoría y los Consejos Directivos que han desfilado por su administración conocen la importancia que para el abastecimiento de agua tiene Santurbán. Por ello, la CDMB ha cofinanciado cerca de ocho estudios; uno de ellos entre la CDMB-CAS-CORPONOREN 2011 lo caracterizó como “territorio de alta montaña compartido entre los departamentos de Santander y Norte de Santander con una superficie de 174.642 hectáreas”.

Un estudio interinstitucional del 2008, afirma: “…Su riqueza de biodiversidad es alta (…) Área de singular valor estratégico desde el punto de vista de la producción y regulación hídrica, constituyendo una estrella hidrográfica (…) Se originan numerosas corrientes hídricas que son utilizadas para el abastecimiento de agua para los acueductos de las áreas metropolitanas de Bucaramanga y Cúcuta y cerca de 20 centros urbanos”.

Al Consejo Directivo de la CDMB no le ha faltado estudios; le ha faltado voluntad política. El problema: acomodar la cota de la línea de páramo, porque un representante de la CDMB exponía en 2011 que había 113 títulos mineros en la zona, para un total de 38.110 hectáreas concesionadas, de las cuales 33.610 están tituladas a seis empresas multinacionales, entre las que se cuenta la Greystar hoy rebautizada Eco Oro.
Presentar un Parque Natural en Santurbán con sólo 11.089 hectáreas es tapar la verdad con la feria de títulos mineros sobre este ecosistema estratégico para el agua de los habitantes del Área Metropolitana y, por ende, una burla para los Santandereanos.

Columna publicada en el diario Vanguardia Liberal, jueves 23 de agosto de 2012


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *