Por:MCC FUSADER GIDROT

Feb/16
Publicaciones

Revista ENCUENTROS número 10

CIUDAD, MEDIO AMBIENTE Y TERRITORIO

... con una mirada puesta en el futuro para Colombia y la región, con renovado espíritu crítico y propositivo...

Compartir

Revista ENCUENTROS número 10 – febrero 2021.

Publicación de Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana, MCC; Fundación Santandereana para el Desarrollo Regional, FUSADER; Grupo de Investigación GIDROT, de la Escuela de Economía de la UIS, con el apoyo de Financiera Comultrasan.

Editorial

La revista ENCUENTROS No 10 abre el 2021 con una mirada puesta en el futuro para Colombia y la región, con renovado espíritu crítico y propositivo, en perspectiva de contribuir en la búsqueda de nuevas rutas colectivas que alumbren la esperanza de la transformación con soluciones a los múltiples y complejos problemas de nuestra sociedad.

Vivimos un momento histórico caracterizado con profundas problemáticas que afectan al conjunto de la humanidad, principalmente agobiada por la incertidumbre en el devenir económico, la violencia, la guerra, el desempleo, la amenaza contra la salud y la vida, individual y colectiva, sin que se vislumbren luces de soluciones duraderas.

Hoy la política pública está en cuestión frente a la urgencia de soluciones desde la ciencia, el pensamiento social y la cultura ciudadana y la gobernabilidad democrática, con los desafíos que sean capaces de abrir las compuertas de la innovación con los principios del bien común y la existencia digna para todos, incluida la casa común, el planeta y la vida natural, hoy  gravemente amenazada de destrucción por la voracidad de un capitalismo salvaje.

Sin dudas es el modelo neoliberal imperante, generador de grandes desigualdades sociales, que además se niega asumir responsabilidades por su función depredadora, la raíz de las causalidades que demandan una profunda reformulación del modelo de vida, trabajo y sistemas productivos que permitan armonizar el modelo económico con el conjunto de los seres vivos y los recursos naturales sin afectar el buen vivir como derecho de la humanidad.

Los tiempos apremian y las gentes del común reclaman un renovado poder ciudadano que posibilite recuperar el sitial del gran Santander y de Colombia con una agenda ciudadana por el desarrollo alternativo, la transparencia en la gestión pública, la educación, un desarrollo económico que incorpore el valor agregado con procesos de encadenamientos a los mercados nacionales e internacionales, la asociatividad solidaria, la generación de empleo de calidad y el manejo de una coherente y responsable política ambiental integral que asegure la protección y defienda los elementos vitales para nuestra existencia presente y futura.

Habrá no solo que pensar la situación de incertidumbre que vivimos, sino buscar las formas que nos permitan contribuir a transformar esas realidades que hoy nos asfixian. Frente a ellas no nos podemos resignar. El conocimiento, el sentido de pertenencia hacia el territorio, la cooperación y la solidaridad alimentaran ese tejido de voluntades que sueñan con un mañana distinto. Ese conocimiento alimenta la resistencia, que nos brinda la posibilidad de abrir caminos de luz.

Para la región y el país, ha sido ejemplo la defensa del páramo de Santurbán. Miles de voces en las calles, a las que se han venido sumando diferentes sectores a nivel nacional, que procuran la defensa de nuestra biodiversidad. Somos conscientes que el archivo de los estudios presentados por parte de Minesa al ANLA, no significa un retiro de la empresa del páramo. Ellos seguirán intentando, pero igualmente seguirá creciendo el rechazo a la megaminería en el páramo y en todo el territorio nacional. A ésta situación, se le suma hoy, desafortunadamente, un incendio que viene destruyendo la flora y la fauna del páramo, tragedia que nos conmueve y nos invita a ser más proactivos frente a lo que significa el páramo para la vida. Frente a éstas circunstancias, solo el apoyo económico y social a las comunidades residentes en el páramo, podrá ayudar a crear conciencia en los  campesinos, sobre la importancia de la defensa de su territorio.

Tenemos una guerra que no termina. Masacres y asesinatos de líderes sociales, desalojo, dolor y miseria en los territorios abandonados por el estado y en manos de bandas criminales. El interés del gobierno, no es definir estrategias de pacificación, con mayor presencia del Estado con proyectos productivos y seguridad en los territorios, sino mirar el cómo mejorar las estadísticas de las masacres que no son masacres y de líderes sociales asesinados, que no son líderes. Ahora es la Fiscalía quien determina la clase de muertos en estos territorios. Para ellos los muertos, son ahora un problema de definición semántica.

Hoy esperamos que el nuevo presidente y el congreso de los Estados Unidos, desoiga los aullidos de los perros de la guerra y procure una política de cooperación que permita avanzar en la consolidación del proceso de paz y apoyar el valioso trabajo de la JEP, en busca de la verdad y la reconciliación.

La pandemia sigue con restricciones de movilidad, altísimo desempleo, cierres de empresas y aislamiento social obligatorio, pero… y no llegan las vacunas mientras el hambre se instala en miles de hogares colombianos. Primero, el gobierno se abstiene de votar la propuesta que una gran mayoría de países exigen, para que la propiedad de las vacunas, sea declarada de interés global. Segundo, la falta de transparencia y confianza, en la negociación con las multinacionales farmacéuticas, crea una gran incertidumbre. Lo que hoy sabemos es que la mayoría de las vacunas las compraron los países ricos. Habrá que esperar y esa espera le costará muchas más vidas al sufrido pueblo colombiano.

Seguimos a la espera de una renta básica para hogares en condición de desempleo, pobreza y pobreza extrema. Es un imperativo ético, de humanidad y solidaridad que el Estado colombiano debería priorizar. Un plan de reactivación económica no se ve, y menos sin ingresos y sin capacidad de compra de los sectores populares y medios. Los recursos de los colombianos se fueron para el sector financiero y la gran empresa. Miles de famiempresas, micro y pequeñas empresas desaparecieron.

El panorama es incierto y la incertidumbre crece. Consideramos que la solución está en manos de la ciudadanía, de los jóvenes que ven como le destruyen las posibilidades de tener un futuro cierto. En nuestras manos, regionalmente, está la posibilidad de tejer una red de afectos que permitan acuerdos locales y regionales. Con la confianza y la transparencia, con el respeto al otro, al diferente, podremos construir una red que consolide una unión de todos los colores, despojado de individualidades y egos, buscando siempre el bienestar de una sociedad que tiene derecho a un futuro digno.

La defensa de la democracia y de la vida está en nuestras manos. En el mediano plazo se  vizoran unas campañas electorales y numerosas candidaturas que estarán llenando titulares de información pública. Allí también deberíamos considerar un escenario ciudadano donde  demandar, proponer políticas y programas sin engaños para las nuevas ciudadanías y  comunidades.

“El interés del gobierno, no es definir estrategias de pacificación, con mayor presencia del Estado con proyectos productivos y seguridad en los territorios, sino mirar el cómo mejorar las estadísticas de las masacres que no son masacres y de líderes sociales asesinados, que no son líderes. Ahora es la Fiscalía quien determina la clase de muertos en estos territorios. Para ellos los muertos, son ahora un problema de definición semántica.”

 Revista Encuentros No. 10 – Febrero 2021


Compartir

1 thought on “Revista ENCUENTROS número 10

    Jairo Ortiz R.

    (19/02/2021 - 3:23 pm)

    No estoy de acuerdo con la portada con la paloma de la paz adornada con el sombrero típico de los Norte Americanos en su, publicidad electoral, ya que la compañía minera que quiere explotar Santurbán no es estadounidense, es de capital Saudi (Arabe) y fue un convenio durante el periodo presidenciable del 2012 al 2016 coloquen entonces algo relativo a los árabes. Esto denota falta de información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *