Por: MCC FUSADER GIDROT-UIS

Ago/9
Publicaciones

Revista ENCUENTROS número 05

CIUDAD, MEDIO AMBIENTE Y TERRITORIO

la defensa del medio ambiente se constituye en el mundo, en una prioridad para la continuidad de la existencia de la especie humana en el planeta

Compartir

Revista ENCUENTROS número 05  Agosto 2020

Publicación de Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana, MCCFundación Santandereana para el Desarrollo Regional, FUSADERGrupo de Investigación GIDROT, de la Escuela de Economía de la UIS, con el apoyo de Financiera Comultrasan.

Editorial

El alcalde Cárdenas se la juega por la defensa del Páramo de Santurbán 

La entrega de las Observaciones al estudio de impacto ambiental para el proyecto de explotación de minerales auroargentíferos “Soto Norte”, a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, ANLA, se constituye en un estudio profundo de los impactos negativos que producirá la explotación minera en el páramo. Es producto de un trabajo interinstitucional, entre la Alcaldía de Bucaramanga, El Acueducto Metropolitano y el Área Metropolitana, proyecto liderado por el alcalde Juan Carlos Cárdenas, en un esfuerzo de conocimiento científico para detener, con justas razones, la locomotora minera impulsada por el gobierno nacional, quien se empeña hoy, en destruir el páramo de Santurbán.

El ahora, es el ahora de todos los Santandereanos. La posición del alcalde nos convoca y nos compromete, a todos los que llevamos en el corazón éste territorio. Su actitud responde a su compromiso de campaña, de defender el páramo de Santurbán, actitud que contrasta con la del presidente, quien en campaña se comprometió en esta tierra, de no permitir la explotación minera en el páramo. Hoy es el responsable directo de la destrucción del páramo, actitud que el pueblo Santandereano le cobrará por siempre. El engaño y las mentiras no pueden seguir siendo el modo de operar de la política. Necesitamos la verdad y el compromiso de los dirigentes políticos con la región.

Actitudes como la de la Alcaldesa de California Genny Gamboa Guerrero, quien a pesar de las presiones de Minesa y de un sector beneficiado por la minera, demuestra con su actitud, su responsabilidad y compromiso con el futuro de su comunidad. Así como ella, hay cientos de hombres y mujeres de Soto Norte que están en contra de Minesa y de la destrucción de su espacio de vida. Hay suficientes argumentos para rechazar la presencia de Minesa en el Páramo. Los daños a perpetuidad, la destrucción interna de las montañas con miles de metros de socavones y la contaminación en su territorio, generada por la disposición de elementos tóxicos, radioactivos (Uranio) y enfermantes en la zona de relaves, en Suratá, son algunos de las razones para entender lo que significa para la población de Soto Norte la explotación minera en su territorio. Los impactos en la salud, el deterioro del medio ambiente y la pobreza serán el resultado del engaño en que Minesa ha mantenido a las comunidades. No se les ha dicho la verdad. Dentro de 30 años o antes, se estarán yendo los árabes, sin importarles la pérdida del terruño, para una parte muy importante de nuestro territorio y de media Colombia.

Concertar un camino que le abra posibilidades de futuro a Soto Norte, con el desarrollo de la minería artesanal, parte del compromiso del alcalde de Bucaramanga, de implementar una tasa ambiental que permita generar recursos para su desarrollo económico y social. Uniendo esfuerzos y voluntades podremos construir una ciudad región, integrada alrededor del agua y de la alimentación de los santandereanos. La destrucción del páramo solo beneficia a los árabes. Después de varios años de la explotación minera en el páramo, se comenzaran a ver sus efectos en la población, situación que se agravará con el calentamiento global. El oro es la otra pandemia de la muerte. Tanto la población de Soto Norte como el resto del Departamento, no nos veremos beneficiados por el oro que se llevan. Santander tiene en su gente, el más valioso insumo para superar la situación económica en que nos está dejando el Covid-19. El oro solo servirá para llenar sus palacios con la avaricia, la codicia y la mezquindad propia de los Emiratos Árabes Unidos. En medio de su opulencia, en sus alrededores, poblaciones enteras viven en la miseria y la pobreza. Hacemos un llamado al Gobernador, a los parlamentarios, a los gremios, a la Cámara de Comercio, y a algunos de los Cacaos, quienes consideran a Minesa como la salvación económica para el Departamento, para que organicemos un frente común, junto a nuestro Alcalde y a la Alcaldesa de California, para que con las organizaciones sociales y toda la sociedad en general, que se ha mantenido al frente de la defensa del páramo, logremos unificar una fuerza consciente de las acciones que debemos emprender, todos juntos, por la defensa del agua y la vida. Haremos que Santander unido, junto con las fuerzas vivas del Norte de Santander, al gobierno nacional desista de sus intenciones por entregar el aval que le da a Minesa la potestad para destruir nuestro páramo de Santurbán.

El conocimiento y no el interés particular, nos ha permitido abrir en el tiempo, una luz de esperanza. Santander fue fundamental en la vida política, económica, social y cultural en el proceso de consolidación del Estado Nación. Hoy el centralismo y la falta de un mayor compromiso y representatividad nacional, nos ha llevado a ser parte del patio trasero de las presidencias de turno. Somos conscientes que existen en la Constitución y en las Leyes, los instrumentos para la defensa del páramo. Es muy clara la norma que define que no debe haber explotación minera por encima de las bocatomas de los acueductos. Igualmente conscientes de los daños a perpetuidad que produce la explotación minera. Qué la delimitación del páramo es una falacia que busca justificar la minería en los páramos. Todo este conocimiento hace parte del insumo de las acciones emprendidas, sin poder detener la locomotora minera. Por lo tanto, no podemos ser ciegos frente a la magnitud del desastre, que destruye nuestro más importante ecosistema y crea las condiciones para el desarrollo de nuevas pandemias. Hoy la defensa del medio ambiente se constituye en el mundo, en una prioridad para la continuidad de la existencia de la especie humana en el planeta.

 

Revista ENCUENTROS No.05 Agosto 2020

 


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *