¿QUIÉN RONDA A ISAGEN?

hidrosogamoso isagen

Repasando la noticia publicada en el periódico Portafolio del pasado 25 de mayo, parece encontrarse otra motivación al irregular apresuramiento para poner en marcha la hidroeléctrica del río Sogamoso, más allá de la palmaria conveniencia por la millonaria facturación que significará la energía allí producida y su efecto en el precio de venta de ISAGEN, cuyo proceso adelanta actualmente el propio Gobierno Nacional.

Acontece que las obras e instalaciones debían iniciar su funcionamiento el 30 de junio de 2013 y luego de tres aplazamientos sucesivos -justificados por circunstancias fuera de control- se fijó el 12 de mayo de 2014 para su entrada en operación. A partir de ese día la empresa está obligada a pagar una suma de dinero equivalente al doble del ingreso que ha venido recibiendo desde junio de 2013 por parte de la CREG.

Las referidas realidades económicas de ninguna manera pueden servir para validar la irreparable afectación ambiental y el daño social infringido a los habitantes de la zona la semana pasada al iniciar el llenado de la represa, así como tampoco pueden representar consideración razonable para que se den al tránsito, antes de terminar su construcción, las variantes de las carreteras a San Vicente y Barrancabermeja pues van a ofrecer un peligro latente, teniendo en cuenta las reconocidas características de inestabilidad geológica de las áreas de sus trazados y la omisión de indispensables pantallas de protección en los taludes intervenidos.

Evidentemente las indemnizaciones a los damnificados constituyen y constituirán montos irrisorios comparados con las pérdidas derivadas del retardo de su puesta en operación y también lo serán las sanciones que imponga la autoridad ambiental ANLA.

Resulta lamentable entonces que los gobiernos Nacional y Departamental actúen en forma tan laxa frente a las responsabilidades de ISAGEN, y más aún cuando diversas entidades y personas han hecho oportunas advertencias sobre los riesgos que conlleva este monumental proyecto y especialmente han expresado seria preocupación ante la increíble ausencia de estudios idóneos para evitar lo que ahora los lugareños califican como “crónica de una catástrofe anunciada“.

columna publicada en el periódico Vanguardia Liberal, Bucaramanga, lunes 16 de junio de 2014 http://www.vanguardia.com/opinion/columnistas/alvaro-beltran-pinzon/265025-quien-ronda-a-isagen