Por: Jorge Castellanos Pulido

Nov/14
Social

Protesta social y economía política

“la errática política económica de estos gobiernos, lo cual implica recortes en los gastos del Estado para atender necesidades de educación y salud, entre otras”.

Compartir

Pasaron las elecciones territoriales y sus resultados presentan un inobjetable cambio positivo con más democracia para la sociedad colombiana. También se conocieron resultados del mercado laboral; estos dos resultados parecen correlacionarse: mientras el desempleo sigue subiendo, el presidente Duque y su partido cae en los indicadores de aceptación y mal librado de las elecciones.

Los resultados electorales pueden entenderse como el reflejo de la frustración política que no encuentra respuesta en las expectativas esperadas. El gobierno y su partido fue el gran perdedor. Allí donde obtuvo las mayores votaciones para las elecciones de plebiscito y de presidencia, también fue donde se eligieron fuerzas políticas diferentes, amigas de la paz y la apertura democrática.

En tales condiciones el Gobierno Duque con su partido de gobierno, pretende imponer una reforma laboral que afecta el derecho a la pensión, eliminar derechos laborales, niega reconocimientos laborales extras, pagarles el 75% de un salario mínimo a los jóvenes hasta los 25 años. La reforma laboral puede convertirse en conflicto mayor por el descontento y su impacto.

Estas duras realidades obedecen principalmente a un clima de inestabilidad económica global, cuyo origen lo señala el Banco Mundial al registrar una economía a la baja de la demanda de productos básicos y su receta de nuevas reformas legislativas draconianas.

El Paro Nacional que se programa para el 21 de noviembre convocado por las centrales obreras y más de 100 movimientos sociales, consideran que es una respuesta a “la errática política económica de estos gobiernos, lo cual implica recortes en los gastos del Estado para atender necesidades de educación y salud, entre otras”.

Puede ser un momento de oportunidad positiva para un viraje estratégico en la economía, implementar verdaderas innovaciones de política económica y social, buscar consensos y concertaciones más democráticas de conveniencia para el país y sus regiones

Retomar pacíficamente el cumplimiento de los acuerdos de Paz ante el inaceptable recrudecimiento de la violencia expresada en un genocidio indígena y la muerte de cientos de líderes y lideresas, es una obligación ética y política.

 

 

 

Columna del Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana, publicada en el periódico Vanguardia, Bucaramanga, jueves 14 de noviembre de 2019

https://www.vanguardia.com/opinion/columnistas/movimiento-civico-conciencia-ciudadana/protesta-social-y-economia-politica-XB1663374

 


Compartir

1 thought on “Protesta social y economía política

    MAURICIO NAVARRETE

    (24/09/2021 - 7:13 pm)

    NO VEO CLARO EL SENTIDO DE LA PROTESTA SOCIAL DENTRO DE LA ECONOMÍA POLÍTICA, PERO PODRÍAMOS DECIR QUE EL CONFLICTO DE SER ASÍ NO SERÍA POR UNA MALA POLÍTICA ECONÓMICA SINO POR DOS COSAS BÁSICAMENTE COMO SE UTILIZA LA PLUSVALÍA Y DOS COMO SE EXPLOTAN LOS RECURSOS NATURALES Y HUMANOS; RESPECTO A LA PRIMERA CABE DECIR QUE LOS INTENTOS DE REFORMA TRIBUTARIA A LA SALUD Y PREVISIONAL RESULTA DE LA CRISIS DE REALIZACIÓN DE GANANCIAS Y DE CUMPLIMIENTO A LA AGENDA MUNDIAL, SIN EMBARGO SE PRETENDE QUE LOS LOS MAS RICOS EVADAN SUS RESPONSABILIDAD SOCIAL Y ECONÓMICA Y SE COMPORTEN COMO ARISTÓCRATAS TERRATENIENTES SUCCIONADORES DE RENTA. lA SEGUNDA IMPLICA UNA INSOSTENIBLE RELACIÓN A CORTO PLAZO DE EXPLOTACIÓN DE RECURSOS NATURALES Y DEL TALENTO HUMANO SOBREEXPLOTANDO BAJO TECNOLOGÍAS DE MALAS PRACTICAS AMBIENTALES Y DE RIESGOS EN BIOSEGURIDAD Y EN SALUD OCUPACIONAL PERMITIENDO INCUMPLIMIENTO DE LA MISMA NORMATIVA DE TRATADOS INTERNACIONALES SUPUESTAMENTE PARA ATRAER INVERSIONES PERO EN EL FONDO FACILITA EL CAPITAL GOLONDRINA; por eso desde noviembre de 2018 se unen no sólo centrales sindicales sino estudiantes y grupos de interés marginados de los partidos políticos y de organizaciones tradicionales para invocar un pliego de mas de treinta puntos que al agruparlas superan la centena y que el gobierno teniendo la pendemia a favor para ir tomando medidas que le habrían dado popularidad terminó en la ortodoxia neoliberal a la saga de otros países sin la perspectiva que su principal cliente iba a cambiar de rumbo y que las pugnas con los vecinos iban a empeorar la situación económica por la presencia y crecimiento de jóvenes migrantes sin animo productivo y se tránsito que demandan cuantiosos recursos de asitencialismo que devela gran corrupción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *