Por:Florentino Rodríguez

Dic/19
Destacados

Los Nulecitos locales

Compartir

Después de mucha promesa y expectativas, el presidente de la República y los organismos de control se rajaron.

El mandatario de los colombianos prometió gobernar en “urna de cristal”, pero no ha cumplido. La reelección del Procurador votada por nerviosos investigados, explica la intrascendencia de su gestión plasmada en el informe del Procurador Delegado sobre la contratación pública; resulta ahora que el fraccionamiento no es delito y el escaso número de oferentes obedece a que a los contratistas no les interesa participar. La Contralora deberá pellizcarse frente al crecimiento del monto inicial de los contratos públicos y promover la eliminación de la reserva bancaria. El Fiscal General, deberá proponer reforma al Código Penal y el sistema de rebajas, pues el vigente cae como anillo al dedo a la delincuencia de cuello blanco que confiada y cínica hace cálculos precisos para saquear el erario; de salir algo mal, pagarán dos o tres años y saldrán ricos a disfrutar de lo ilícitamente obtenido; posarán de “contratistas y empresarios exitosos” y seguirán haciendo negocios con quienes no conocen de  ética empresarial y  moralidad.

Los maestros de “la finura” jurídica, áulicos de los “combos” de la contratación local, cuyos nombres y antecedentes  todos conocen, se mueven a sus anchas puliendo términos y condiciones de licitaciones que sesgan para favorecer  a quienes sus jefes indiquen.

Las mafias de la contratación conviven con el poder económico y político de cada región del país. Mientras los funcionarios públicos deshonestos y sus amigos desangran el fisco y juegan a la politiquería, estratégicamente se mostraran laxos y permisivos frente a normas y trámites, facilitando “todo “para que empresarios de doble moral amasen fortuna.

Mientras la sociedad calle y actúe permisiva e indiferente, seguiremos en picada hacia la postración moral total. Hay que desenmascarar a los “Nulecitos” locales. De no hacerlo, seguirán  apropiándose de los presupuestos públicos y de las oportunidades de todos.

columna publicada en el periódico Vanguardia Liberal, Bucaramanga, jueves 19 de diciembre de 2013


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *