Por: Luis Álvaro Mejía Arguello

Sep/19
Opinión

La socialización de la delimitación del páramo, una farsa.

“... los páramos son una unidad biogeográfica, socio-económica, hidrogeológica y ecológica indisoluble ...”

Compartir

El proceso de socialización sobre la delimitación del páramo de Santurbán, realizada por el Ministerio del Medio Ambiente, por orden de la Corte Constitucional, se ha constituido en una farsa, pues solo se busca cumplir con un proceso de socialización que no se realizó, cuando se impuso sesgadamente la delimitación del Páramo. Lo delimitaron, simplemente para que las multinacionales mineras quedaran por fuera del límite definido como páramo y poder dar vía libre a la destrucción del ecosistema. Una delimitación que legitima la megaminería.

En el proceso de socialización, no hay aportes de estudios hidrogeológicos, que permita conocer el comportamiento de los páramos. Sólo se busca llenar formatos, realizar fotos y videos como evidencia de la convocatoria y la socialización de la delimitación actual, pues hasta ahora no se ha conocido postura del Ministro de Medio Ambiente, que permita sospechar que puede haber una moratoria para que se realicen estudios más profundos y decidir si es factible o no la megamineria en las zonas de páramo.

Sabemos que “los páramos son una unidad biogeográfica, socio-económica, hidrogeológica y ecológica indisoluble. Son ecosistemas extremadamente frágiles; este bioma ha tardado más de tres millones de años en adaptarse biológica y fisiológicamente”. Sabemos igualmente la incidencia del cambio climático en la disminución de agua disponible y la destrucción de acuíferos y contaminación con residuos metálicos y radioactivos por parte de la explotación del oro que realizaría Minesa. Hoy para el gobierno esas verdades no existen, a pesar del compromiso que hizo en campaña el Presidente, al afirmar que no habría megamineria en el páramo.

Ante la amenaza que se cierne sobre el futuro de más de dos y medio millones de personas, se hace indispensable buscar alternativas jurídicas y de movilización social que detengan la política prominera que se quiere imponer en el país, interviniendo ecosistemas frágiles y fundamentales para la vida. Es esta una forma más de violencia que nos roba el territorio y destruye la fábrica del agua.

 

 

 

Columna del Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana, periódico Vanguardia, jueves 19 de septiembre de 2019. https://www.vanguardia.com/opinion/columnistas/movimiento-civico-conciencia-ciudadana/la-socializacion-de-la-delimitacion-del-paramo-una-farsa-AH1449763

 


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *