Por: Jorge Castellanos Pulido

Nov/26
Ambiente

La política de gestión de riesgo de desastres naturales

con la megaminería en Santurbán tenemos un riesgo de desastre de gran magnitud ante la ignorancia de los riesgos ambientales

Compartir

Una alerta ambiental anuncia al país Yolanda González, directora del IDEAM en entrevista reciente al diario EL TIEMPO. “Precipitaciones de fin de año en el país registran valores históricos. El fenómeno de lluvias que vive el país se debe en parte a la deforestación de los bosques nativos de la región y advierte que las condiciones climáticas seguirán teniendo fuerte impacto.”

Este fenómeno mundial abre nuevamente el debate acerca del cambio climático y pone de presente el negativo impacto que viene generando el actual modelo de desarrollo económico extractivista y depredador de recursos naturales no renovables que tenemos en Colombia.

Santander se encuentra en medio de un interminable desastre, gravemente amenazado por la insistencia del gobierno de imponer un proyecto de mega-minería en el páramo de Santurbán que destruiría nuestra fuente hídrica; también muy afectado por el impacto del fuerte invierno que cada año pasa cuenta de cobro por la ausencia de políticas ambientales con deslizamientos, derrumbes, contaminaciones, avalanchas, inundaciones, destrucción de viviendas y vías intransitables.

Cada invierno año por año, deja miles de damnificados, víctimas y pérdidas económicas. No contamos con vías adecuadas para la movilidad y conectividad nacional ni regional, menos con vías alternas en caso de afectaciones. Y como si nada, el problema se repite, dejando más desesperanza.

En el Informe de la Conferencia Mundial sobre la Reducción de los desastres, celebrada en Hyogo, Japón, en enero de 2005, se hace un llamado a la comunidad de naciones; destacándose el objetivo de “Velar por que la reducción del riesgo de desastres constituya una prioridad nacional y local dotada de una sólida base institucional para su aplicación”

Con la megaminería en Santurbán tenemos un riesgo de desastre de gran magnitud ante la ignorancia de los riesgos ambientales. La conciencia ciudadana demanda el derecho al desarrollo económico y social sostenible, sólido y pujante que le devuelva a Santander una relación justa entre nación y región, y allí la movilización ciudadana exige la prohibición de la mega-minería en los páramos de Colombia.

 

Columna del Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana, publicada en el periódico Vanguardia, Bucaramanga, jueves 26 de noviembre de 2020. – https://www.vanguardia.com/opinion/columnistas/movimiento-civico-conciencia-ciudadana/la-politica-de-gestion-de-riesgo-de-desastres-naturales-DB3146140


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *