Por:Luis Álvaro Mejía Arguello

May/10
Política

La plaza pública, un espacio para la democracia

La posibilidad de cambiar está en ese ciudadano anónimo, indignado, que hoy sale a la plaza pública y que nos hace sentir el significado de la memoria y de la vida

Compartir

Autor: Luis Álvaro Mejía Arguello. 

Parece mentira que vuelva la plaza pública a ser un espacio donde se reúne la sociedad civil a escuchar a alguien que ha sabido interpretar el descontento de una sociedad que ha perdido en manos de una clase dirigente ambiciosa y corrupta la posibilidad de una sociedad incluyente y justa. Colombia vive un momento histórico. La implementación de la paz y la conservación de los recursos naturales son una prioridad y una oportunidad.

Juega nuevamente la plaza pública como espacio para la democracia. Las ideas son una sinfonía de palabras que condensan propuestas que responden a un momento político que vive nuestro país. En la plaza pública, en la comunicación voz a voz, se rompe con el esquema del señalamiento, el miedo y la mentira. Son muchos los miedos inducidos por quienes quieren mantener sus privilegios. Esos miedos se diluyen, nace la esperanza y la democracia se revitaliza. La secuencia de palabras cuyo contenido se sumerge en la piel de éste país diverso y multicolor, abren una gran oportunidad para replantear un modelo de desarrollo donde la sostenibilidad sea el eje principal de una economía para la vida.

Hoy la degradación ambiental y la degradación humana y ética están íntimamente ligadas. La posibilidad de cambiar está en ese ciudadano anónimo, indignado, que hoy sale a la plaza pública y que nos hace sentir el significado de la memoria y de la vida. Petro interpreta este momento histórico y logra con una propuesta política incluyente, coherente y sostenible, convocar a miles de ciudadanos que demuestran que en éste país pueden suceder cosas por fuera de la maquinaria y la corrupción que ha dominado esta sociedad.

Hay caminos hacia la paz y un modelo de desarrollo sostenible. Petro, Fajardo y De la Calle concuerdan y sus agendas brindan los elementos para una toma de decisión informada, que es lo que hace posible que soñemos en un país donde la vida tiene futuro.

 

 

Columna publicada en el periódico Vanguardia Liberal, Bucaramanga, jueves 10 de mayo de 2018-http://www.vanguardia.com/opinion/columnistas/movimiento-civico-conciencia-ciudadana/432635-la-plaza-publica-un-espacio-para-l

 

 

 


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *