Por:Gonzalo Peña Ortiz

Oct/17
Ambiente

Impactos para siempre

solo nos salva la unión decidida de todos para proclamar la aplicación del principio de precaución

Compartir

En forma reiterada, hemos manifestado que los efectos de la megaminería, por la existencia de cantidades importantes de metales pesados, entre ellos por nombrar algunos: radio, cadmio, plomo, cromo, uranio, arsénico, radón y polonio, serán por siempre.

Todavía nuestra sociedad no dimensiona el gravísimo riesgo del cual estamos hablando. Decimos que por miles de años tendremos aguas acidas, producto de la ruptura de la montaña a cualquier nivel, las cuales disolverán estos metales a lo largo de los ríos: Suratá, Lebrija y finalmente Magdalena, para contaminar por siempre a media Colombia. Lo anterior es producto del análisis de los estudios elaborados por el mismo estado colombiano desde 1940, hasta diciembre de 2016.

Los diferentes estudios hablan desde 100 hasta 20.000 gramos de Uranio 238, por tonelada de mineral.

Las cifras reportados por las mineras no exceden de 30 gramos por tonelada. ¿Quién responde por esta contradicción en las cifras?

A estas alturas resulta, increíble que la ANLA y el Ministerio del Medio Ambiente, no hayan sido capaces de rechazar en forma unánime esta pretenciosa solicitud de Minesa, para extraer oro y plata en California.

Del artículo ideas verdes: “Impactos a perpetuidad, el legado de la minería”, de Andrés Eduardo Ángel, podemos extraer las siguientes reflexiones.

  1. A pesar de que la minería a gran escala tiene el potencial de contaminar el agua de una cuenca por siglos e incluso por milenios la mayoría de países de América Latina carece del concepto de impactos a perpetuidad.
  2. La mitigación de estos impactos cuesta miles de millones de dólares al año en Estados Unidos. Esta obligación la asume el estado.
  3. En nuestro país no existe en la legislación algo que contemple esta acción de mitigación. Solo es mirar en los desiertos que se están convirtiendo el Cesar y la guajira.

En conclusión, solo nos salva la unión decidida de todos para proclamar la aplicación del principio de precaución. ¡ES YA!

 

 

Columna del Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana, Vanguardia, jueves 17 de octubre de 2019

https://www.vanguardia.com/opinion/columnistas/movimiento-civico-conciencia-ciudadana/impactos-para-siempre-XA1552541


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *