Por: Gonzalo Peña Ortiz

Mar/12
Ambiente

El agua y la vida, derechos que no se compran ni se venden

Nuestro ecosistema paramuno tiene en todos sus niveles componentes interdependientes que les permiten funcionar como un solo cuerpo

Compartir

Es grato comunicarle a la ciudadanía santandereana, que dentro de la línea de preservar nuestra riqueza común más preciada, como es el páramo de Santurban dispensador del agua, vital para todos nosotros en el departamento, se ha presentado una demanda ante el honorable Tribunal Administrativo de Santander, en aras de preservar su continuidad. Concretamente con fecha 24 de febrero, fue admitida la demanda, siendo ponente de ella el Magistrado Rafael Gutiérrez Solano.

La persona que realizó tal acción es el Exmagistrado, Antonio José Serrano Martínez, quien obrando en defensa de la ciudadanía, y con soportes jurídicos como es el hecho de que la ley prohíbe expresamente, cualquier actividad minera o industrial por encima de las captaciones de los acueductos. Este hecho afectaría a más de dos millones de personas. Adicionalmente transcribo de la demanda: “Resulta incomprensible que se pretenda hacer una delimitación con una línea física arbitraria. Nuestro ecosistema paramuno tiene en todos sus niveles componentes interdependientes que les permiten funcionar como un solo cuerpo. Como consecuencia de la anterior argumentación resulta inaceptable pretender que estableciendo una línea arbitraria, llamada de delimitación, desde cierto nivel hacia abajo se puedan autorizar y realizar actividades megamineras, pues toda actividad megaminera que se ejerza a cualquier nivel altitudinal del páramo traerá consecuencias irreversibles de daño permanente en su integridad.”

Qué se pretende?: MEDIDA PREVIA; respetuosamente se le solicitó al Señor Juez ordenar y decretar como medida previa que la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, ANLA, SE ABSTENGA de conceder licencia o autorización para la exploración y explotación del oro a cualquier empresa nacional o internacional en general, y a la Sociedad Minera de Santander S.A.S., Minesa, en particular, la cual afecte al páramo de Santurbán, departamentos de Santander y Norte de Santander. Además en aplicación del principio de precaución se suspenda toda actividad minera en forma inmediata. A unirnos por pronta justicia, ante daños a perpetuidad.

 

 

Columna publicada en el periódico Vanguardia, Bucaramanga, jueves 12 de marzo de 2002

https://www.vanguardia.com/opinion/columnistas/movimiento-civico-conciencia-ciudadana


Compartir

1 thought on “El agua y la vida, derechos que no se compran ni se venden

    William cristancho Duarte

    (12/03/2020 - 6:23 am)

    Proteger los recursos naturales como las fuentes hídricas es un deber de todos. Los sub páramos y páramos es la esperanza y futuro de los seres vivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *