El discurso del odio

victimas

Autor: Luis Álvaro Mejía Arguello. 

Colombia es un país de contrastes. La tragedia de Mocoa, despertó esas fibras de solidaridad que hay en el corazón de los colombianos. Todos sentimos la tragedia y nos sentimos hermanos ante la desgracia de un pueblo que sucumbe ante el embate de la naturaleza. La tragedia de los nuestros es la tragedia de todos. Siempre la solidaridad ha sido una de las grandes manifestaciones del pueblo Colombiano.

Por otro lado, la firma de la paz, ha logrado que las víctimas acepten perdonar, ante la posibilidad de encontrar la verdad y no volver a vivir la experiencia de la guerra. Pero hay quienes, que no han vivido las monstruosidades de la violencia guerrillera y paramilitar, que con oídos abiertos, hacen eco a convocatorias de personajes siniestros, y discursos llenos de mentiras, odio y maldad que convocan a la desesperanza, con consecuencias y fenómenos amenazadores que justifican el odio y el desprecio hacia el diferente. Discursos que lo que buscan es llenar de oscuridad un presente que contiene visos de esperanza, cuando miles de hombres salen de la guerra.

“El discurso de intolerancia está causando graves daños y fisuras en la sociedad. Este discurso es destructor y corrosivo, quiebra el vínculo humano y provoca un retroceso de siglos.”  Lo más grave es que no es una actitud local, sino global. El mundo recorre caminos de incertidumbre. En todas partes se respira un ambiente de agresividad. La violencia y el odio son el pan de cada día.

“Hoy, sin embargo, es urgente tomar conciencia de que las semillas del retroceso pueden estar puestas y es necesario frenar su crecimiento destructivo…” Hoy, debemos ser capaces de profundizar la libertad y la dignidad. Todos tenemos derecho a la vida y por lo tanto tenemos que ganarle a la intolerancia. Somos parte de los sueños de un mañana diferente. La esperanza será el fruto de la luz y no de la oscuridad.

 

 

 foto: mural víctimas LíderesxBogotá

Columna publicada en el periódico Vanguardia Liberal, Bucaramanga, jueves 13 de abril de 2017. http://www.vanguardia.com/opinion/columnistas/movimiento-civico-conciencia-ciudadana/394808-el-discurso-del-odio