Corte Constitucional: salve nuestra agua

La-Corte-Constitucional-de-Colombia-

Autor: Erwing Rodríguez-Salah. 

Los colombianos, preocupados por nuestra agua, la salud y la vida, y la de nuestros hijos, seguimos esperando el fallo de la Corte Constitucional -CC- sobre la tutela que busca derogar la “delimitación” de Santurbán.

La CC nos dio la razón cuando declaró inexequibles incisos del artículo 173 del PND (2014-2018) considerados inconstitucionales por vulnerar el derecho a un ambiente sano, pues permitían la minería en los páramos.

En los páramos y sus ecosistemas circunvecinos, incluyendo cuencas y microcuencas hidrográficas, no debe haber minería; la subterránea no es la excepción pues el subsuelo también es componente fundamental de estos frágiles y vulnerables ecosistemas, y así se trate de minería “legal”, habrá afectación.

Es fundamental que la CC tumbe la “delimitación” de Santurbán realizada por el gobierno Santos, que desvirtuó la esencia y magnitud real de aquel, y así blindar nuestra agua. Absurdamente, los ya delimitados páramos se volvieron a “delimitar”, anteponiéndose el interés particular al general (el derecho al agua). “Estudios económicos y sociales”, que son sólo sofismas en favorecimiento de intereses particulares y en contra de nuestra agua, no deben primar sobre rigurosos estudios técnico-ambientales.

El Estado colombiano debe liderar la reconversión de las actividades económicas en aquellos páramos y ecosistemas aledaños donde hubo minería, y evitar de paso ser suplantado por las mineras que bajo otro sofisma, el de una “responsabilidad social” (distorsionada), parecieran querer obtener patente de corso para contaminar. “De eso tan bueno no dan tanto”, deberían pensar los lugareños.

Sólo el 1,3 % del territorio colombiano es páramo y esto representa el 85% del agua potable que consumimos. ¿Por qué arriesgar ese pequeño pero vital 1,3 %?

El Estado debe proteger nuestro derecho fundamental al agua y no unos supuestos “derechos adquiridos” de las mineras que invierten en un título minero a sabiendas de que éste no les garantiza el derecho de explotación pues para esto requieren licencia ambiental. Así, las amenazas de demandas posteriores resultan temerarias.

 

 

Columna periódico Vanguardia Liberal, Bucaramanga, Jueves 11 de Mayo de 2017.- http://www.vanguardia.com/opinion/columnistas/movimiento-civico-conciencia-ciudadana/397405-corte-constitucional-salve-nuestra