Por: Jorge Castellanos Pulido  

Jul/19
Opinión
Política

Consulta anticorrupción, nuevo escenario político

doce millones de votos por el SI, necesarios para un mandato obligatorio anticorrupción al gobierno Duque y demás instituciones del Estado colombiano

Compartir

Mañana se instala el nuevo Congreso de la República, integrado por los senadores y representantes elegidos el pasado Marzo, con amplia mayoría de la coalición que dio respaldo electoral al presidente Iván Duque, el pasado 17 de junio.

Las expectativas con el nuevo Gobierno se vienen evidenciando desde el pensamiento uribista y los anuncios de sus nuevos ministros: reforma tributaria con menos impuestos a los empresarios y reducción de salarios, modificaciones conflictivas al Acuerdo de Paz y los componentes del nuevo Plan Nacional de Desarrollo por concretarse.

Interesante debate cobra el funcionamiento del Estatuto de la Oposición que crea nuevos mecanismos para el ejercicio del control político de los partidos y movimientos que se declaren en oposición al gobierno en cada nivel territorial.

La consulta anticorrupción, del próximo 26 de agosto, enfrenta un gigantesco desafío: lograr doce millones de votos por el SI, necesarios para un mandato obligatorio anticorrupción al gobierno Duque y demás instituciones del Estado colombiano. Las bondades de la consulta serían de altísimo beneficio para la sociedad colombiana que anhela eliminar el asalto a los recursos públicos.

El tiempo para preparar la consulta es corto. Urge una campaña amplia, dinámica cívica y ciudadana con respaldo de las comunidades, funcionarios públicos, gremios, movimientos sociales y demócratas, con una amplia votación de 700.000 votos en Santander.

La consulta pone a prueba el sentimiento de indignación ciudadana, con su voto libre, dando testimonio de la reclamación de un escenario público limpio de corrupción y de violencia que permita recuperar la confianza en las instituciones democráticas.

Grandes amenazas ponen en riesgo el éxito de la campaña anticorrupción, especialmente la indiferencia y la voracidad de la clase política que se niega a perder sus privilegios y canales de enriquecimiento ilícitos. Se advierte que un fracaso de la consulta hará repetir la burla a la justicia. Las maniobras de la gran corrupción continuarían impunes con las utilidades del pillaje contra el erario.

 

 

Columna publicada en el periódico Vanguardia Liberal, Bucaramanga, jueves 19 de julio de 2018.-http://www.vanguardia.com/opinion/columnistas/movimiento-civico-conciencia-ciudadana/439356-consulta-anticorrupcion-nuevo-esce

 


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *